Justo delante de tu sonrisa


Dicen que solo los momentos que se repiten una y otra vez merecen la pena ser vividos.

No me apetece contar las horas ni los minutos.

Así que el aire en la cara y kilómetros a la espalda son mi única manera de volver atrás en el tiempo.

Y entonces noto tus manos alrededor de mi cintura.

Y por alguna razón sé que sonríes

No me hace falta mirar el retrovisor para verlo.

Sé que estás sonriendo a través del casco.
Allí estás, de nuevo, como un fantasma agarrada a mi recuerdo.

Y nuestras miradas se cruzan en el espejo y nuestros ojos se saludan.

Y estás allí, Y no hacen falta palabras cuando noto tus caderas moverse junto a las mías en cada curva.

Y solo gritamos de emoción y sin palabras. Tú y yo sabemos que ese es nuestro momento, es uno “de esos momentos” y seguimos siendo felices.
Y hasta que caiga el sol seguiremos así, danzando el uno junto al otro.

Tocando el cielo con los dedos a ras de tierra. A ras de suelo.

Te espero allí, al final de la curva.

Justo detrás de mi sonrisa.

Justo delante de la tuya.
#DMG.

Anuncios

Imperfectos de nuevo 


Un día, mientras recogía lágrimas de un recuerdo tuyo.

Me puse a pensar.

Y pensé que quizás no eras tan buena

Que tus abrazos, vistos así en la lejanía que da el tiempo y las cicatrices, no eran tan hogar como yo pensaba.
Que incluso cambie mis preferencias, ilusiones y destino, por ver esos abrazos un día más.

y ni así sirvió para hacerte entender que la niña caprichosa que eras, se había convertido en mujer.
No te culpo de haberme enamorado de ti.

El amor es como es y va donde quiere. Como la vida, que no es nuestra y solo está de regalo con nosotros.
Un día el amor se encaprichó de ti y de mi, imperfectos, extraños y desconocidos.

Nos baño en su luz y nos llenó de sensaciones que jamás las palabras podrán describir.
El día que el amor hizo eso, nos hizo el uno para el otro. Sincronizó nuestros sueños y alegrías.

Nos dijo al oído que volaríamos en una nube de sensualidad y deseo. Que enloqueceríamos ante la sola idea de separarnos.

Que el aire que respirábamos ahora llevaba tu esencia y la mía.

Que nuestra piel gritaría con fuego cada vez que se mezclarán en el sudor de nuestro deseo.
Que las noches serían nuestros días y los días el tiempo que anhelábamos volver a vernos
Un día el amor decidió irse a otro sitio, quien sabe qué lugar o dónde.
Y nos hizo extraños, imperfectos y desconocidos de nuevo.
DMG.

“You know nothing”

 

Short tale- english version.

“You know nothing”

(English Version)

He was about to lower the torch and light the funeral pyre when his hand stopped.

“I cannot do it,” he thought.
He looked at her, his eyes roving over that body that had made him break his vows. That body that had transported him to another world. He stopped at her lips, now closed, of the one woman whom he had loved in all of his life.

The tears began to flow. He tried to stop, but it was no use.
He had such desire to kiss her.

He wanted to caress that wild red hair again, make love to her all night like crazy and stay up all night, surrendered, covered in furs with her laying on his chest.

He felt something cold clutching his hand. “Jooooohn,” whispered Ygritte in a guttural voice. “Ygritte?” stuttered Jon. My love… Ygritte! said Jon while tears continued running down his cheeks.
She pounced on him and pulled off his lower lip. Ygritte was devouring his face when the torch fell from Jon’s hands, catching fire to the funeral pyre burning both.

John was bleeding, but that no longer mattered, she was alive. And he would go to the same hell with her
This time they would stay in their cave forever.

Daniel M Givaudan.
Dedicated to those impossible loves that live in an eternal loop.